Feed de
Entradas
Comentarios

Día Internacional de los MuseosAyer, 18 de mayo, fue el Día Internacional del Museo, fecha que la Organización Internacional de los Museos (ICOM) señala cada año desde 1977 para promover estos equipamientos culturales. Dedicar un día a los museos es una idea excelente, porque es una gran oportunidad para conocer espacios nuevos y diferentes. Este año el lema fue “Los museos y el turismo” y por tanto en todas partes se han organizado actos para relacionar el patrimonio cultural y natural con los turistas y las comunidades locales. Evidentemente se han desarrollado a lo largo del fin de semana, con especial relevancia a nivel europeo de la Noche de los Museos. Nosotros priorizamos la proximidad estos días, elegimos visitar un museo cercano y otro que habría que considerarlo.

Actualmente los museos tratan de utilizar herramientas para hacer las visitas más lúdicas y mucho más amenas. Los museos viven su día mundial como si fuera una gran fiesta y como tal organizan actos paralelos para diferenciarse del resto y seducir al visitante. El sábado se realizó con esta motivación en el Museu Vicenç Ros de Martorell una actividad que incluía una lectura de poemas a cargo de sus autores. Poetes al Museu (Poetas en el Museo), se decía, con los tres poetas Jordi Llavina, Ricard Garcia y Lluís Julià. Aparte de reunir una inusual cantidad de público para un recital de poesía, era una excusa perfecta para descubrir uno de los museos poco conocidos de Martorell, y que no hay que confundir con L’Enrajolada. La iglesia del antiguo convento de los capuchinos acoge la colección Vicenç Ros, formada básicamente por cerámicas del siglo XVI al XIX. Este convento fue abandonado a raíz del saqueo e incendio de 1835 y el año 1935 se construyó un colegio, obra de Josep Lluís Sert, que ocupa buena parte del antiguo recinto. En 1945 se restauró la iglesia para acoger la importante colección de cerámica catalana. También hay una serie de estatuas grotescas provenientes de antiguas iglesias que harán reflexionar a más de uno sobre la decoración monstruosa que se estilaba en la época gótica… Como degustación os dejo a continuación algunas fotografías de este espacio. Como curiosidad comentaros que el campanario que se ve desde la Autopista AP-7 o del Mediterráneo cuando pasamos sobre Martorell es la de esta iglesia-museo, los entornos de la cual se mantiene en una tranquilidad considerable teniendo en cuenta que esta vía rápida pasa tocando sus muros.

Pero de colecciones hay muchas y no todas tienen que ser estáticas, ni siquiera tienen que ser dentro de un edificio o un espacio acotado, ni tampoco deben tener detrás una institución que se haga cargo de su patrimonio y mantenimiento. Un buen ejemplo es el Rally de coches de época País del Cava, al que se pueden inscribir participantes con vehículos anteriores al 1930 para hacer un recorrido por los alrededores de Sant Sadurní d’Anoia con paradas en diferentes cavas del Penedès. Las piezas de este particular museo se juntan una vez al año y todo el mundo las puede observar libremente en la carretera gracias a sus propietarios. Son obras de arte mimadas por sus dueños individualmente y en su conjunto forman una excelente colección. Organizado por la Confradia del Cava ya lleva cuatro ediciones. Domingo por la mañana pude grabar este vídeo a su paso por Gelida. Es todo un espectáculo digno de promocionar al más alto nivel. ¡Atención a los claxons!

Technorati Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,