Feed de
Entradas
Comentarios

Las nuevas tecnologías siempre han tenido fama que hacían disminuir la sociabilidad de las personas. Poco a poco los estudios han ido sacando esta falsa etiqueta para demostrar todo el contrario, que simplemente es una forma de comunicación totalmente nueva y diferente a las anteriores. Internet es el máximo exponente de esta facilidad para crear red pero no es el único vehículo.

Primero fueron los radioaficionados mediante las ondas hertzianas que buscaban enlaces desde la localidad hasta la globalidad del planeta. Después llegaron los ordenadores y las primitivas BBS, principalmente sobre la línea telefónica, que ya permitían la asincronía y superaban el punto a punto como única forma de comunicación. Los foros fueron el invento más destacado de aquella época. La popularización de internet ha sido una auténtica revolución en los últimos diez años, pero no deja de ser una mejora y racionalización progresiva de las primeras intranets sumada al continuo incremento de la potencia de los ordenadores y del ancho de banda. La Web 2.0 ha acabado de dar una vuelta más a la red al democratizarla y abrir los hábitos de comunicación en internet.

En la sociedad de la información y del conocimiento el acceso a la banda ancha es un derecho no respetado. Si juntamos esta situación a las continúas mejoras de potencia y disminución del coste de los equipos de comunicación por ondas, y la filosofía colaborativa y abierta que impera entre los usuarios obtenemos el nacimiento de las redes libres Wi-Fi. Desde Cataluña surgió la red abierta Wi-Fi mayor del mundo, Guifi.net, con cerca de 3.000 nodos, que ya ha saltado los límites europeos. Su crecimiento es tal que recientemente ha recibido el Premio Nacional de Telecomunicaciones de la Generalitat de Catalunya.

No hay que confundir la iniciativa creada por el catalán Ramon Roca con el ‘Movimiento FON‘ del emprendedor hispano-argentino Martín Varsavsky. La diferencia principal es que una vez está en funcionamiento un nodo de Guifi.net, éste no puede cobrar en ningún caso para compartir la señal. FON sí que cobra a los que no son miembros por el acceso a internet, pero su modelo de negocio no se basa en este servicio, sino que le sirve de promoción con el fin de emprender proyectos de “fonificación” de poblaciones y recintos con la financiación de las instituciones.

Technorati Tags: , , , , , , ,